Varicoceles: Protuberancias testiculares e hinchazón

Varicoceles: Protuberancias testiculares e hinchazón


 

 

Los varicoceles son bultos blandos que, generalmente, se desarrollan gradualmente por encima del testículo y sobre todo en el lado izquierdo del escroto (el saco de piel que contiene a los testículos). A veces se suele describir la sensación como si se tuviera una “bolsa de gusanos”.

La causa exacta de los varicoceles no está definida, pero se cree que son el resultado de anomalías en las venas testiculares que producen una acumulación excesiva de sangre en las venas, lo que hace que se hinchen.

El tamaño de los varicoceles puede variar. Algunos sólo son perceptibles al tacto. Otros pueden ser más grandes y visibles. El lado del escroto que contiene los varicoceles suele verse un poco más bajo que el otro lado.

Además de bultos, los varicoceles por lo general no causan ningún otro síntoma, aunque algunos hombres experimentan una sensación de dolor intenso o punzante en su escroto o ingle.

En muy pocos casos, los varicoceles se han relacionado con la infertilidad en los hombres. Sin embargo, no hay evidencia de que la extirpación quirúrgica de ellos mejore sus posibilidades de engendrar un bebé.

El tratamiento de los varicoceles
En la mayoría de los casos, los varicoceles no requieren tratamiento. Por lo general, no causan otros síntomas ni problemas a largo plazo.

Si usted tiene un varicocele que le está causando dolor y/o malestar, puede tomar analgésicos de venta libre como el paracetamol y el usar ropa interior que le ofrezca apoyo.

Si su varicocele le sigue causando problemas, usted puede consultar con un urólogo (médico especializado en enfermedades que afectan el sistema urinario) para evaluar la opción de intervenir quirúrgicamente.

Cirugía
En muchos casos, una técnica llamada “Embolización del Varicocele” se utiliza para tratar varicoceles problemáticos.

Un pequeño tubo (llamado catéter o sonda) es insertado en una vena en el área de la ingle o el cuello. Se utilizan equipos de rayos X para guiar a dicho tubo hacia las venas afectadas en sus testículos. Un espiral metálico o un líquido especial se pasa a través del tubo para bloquear las venas afectadas. Entonces, la sangre circulará rodeando a las venas bloqueadas, reduciendo la hinchazón asociada con el varicocele.

La mayoría de los procedimientos de embolización del varicocele se llevan a cabo de forma ambulatoria, lo que significa que usted no tendrá que permanecer internado en el hospital. Se realiza, generalmente, bajo anestesia local. Esto significa que sólo se anestesiará la zona afectada, mientras que usted permanecerá despierto durante el procedimiento.

La embolización del varicocele es un procedimiento seguro y eficaz, aunque usted puede experimentar algo de inflamación y/o hematomas donde se haya insertado el tubo durante unos días. También existe un pequeño riesgo de infección que puede ser tratado con antibióticos. Y usted debe saber que existe la posibilidad de que el varicocele vuelva a desarrollarse.

Algunos casos de varicocele necesitan cirugía inmediata para eliminar las venas afectadas. Esto se realiza bajo anestesia general (usted estará completamente dormido) y consiste en hacer incisiones (cortes) en la ingle o en el abdomen para amarrar la vena anormal.

Para conocer productos de higiene, fitness, nutrition, ropa y sexualidad te invitamos a nuestro shopping

Share


Haz clic aquí para conocer chicas preciosas en WEBCAMS y EN DIRECTO!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>