Mitos de la Circuncisión

Mitos de la Circuncisión


 

 

La circuncisión está rodeada de mitos y conceptos erróneos. Por desgracia estas falsedades, a menudo no les llegan de la manera correcta a los futuros padres. A continuación develamos los mitos y creencias sobre el prepucio y la circuncisión.

Mito: La circuncisión mejora la higiene.
Se creía que la circuncisión mejora la higiene, pero la información médica actual, demuestra que esto no es cierto. En todos los casos circuncidados o no, se recomienda el baño normal y la higiene saludable.

Mito: El prepucio puede infectarse si no está circuncidado.
La idea de que el prepucio es propenso a la infección no se admite por razones médicas. La gran mayoría de los hombres nunca tiene problema con su prepucio. En la rara circunstancia de que el prepucio tenga infección, por lo general se puede tratar con cremas y antibióticos. Cuando cualquier parte del cuerpo se infecta, el objetivo es curar la infección, sólo en un caso extremo, el último recurso es la amputación.

Mito: Circuncidar bebés varones recién nacidos producirá beneficios para la salud.
En realidad no existe un vínculo entre la circuncisión y una mejora en la salud. De hecho cortar los genitales de un niño bebé crea riesgos inmediatos para su salud. El prepucio es en realidad una parte importante y funcional del cuerpo, que protege la cabeza del pene de cualquier lesión, y además dispone de humedad y lubricación natural. La circuncisión disminuye el placer sexual mas adelante en la vida.

Mito: El sexo con un pene circuncidado se siente mejor.
La circuncisión masculina reduce el placer sexual, tanto para hombres, como para mujeres. El prepucio proporciona sensación de placer directo al hombre debido a sus terminaciones nerviosas erógenas, y proporciona pacer y comodidad a la mujer a través de su movimiento de deslizamiento.

Mito: La circuncisión masculina ayuda a prevenir el VIH.
Las afirmaciones de que la circuncisión previene el VIH, ha sido repetidamente exagerado y falso. Sólo el sexo seguro, incluyendo el uso de condones, pueden prevenir la propagación de enfermedades de transmisión sexual, incluido el VIH / Sida.

Mito: La circuncisión sólo es un pequeño corte.
La extirpación quirúrgica del prepucio implica la inmovilización del bebé boca arriba sobre una placa de plástico moldeado. En un método común, el médico inserta un instrumento de metal bajo el prepucio, hala el prepucio y desprende el prepucio del glande, luego coloca una campana y corta todo alrededor con un bisturí. Por lo general se coloca anestesia local, al bebé se le inyecta en el pene anestesia, o en algunos casos crema.

Mito: El bebé no siente ningún tipo de dolor durante la circuncisión.
De hecho la circuncisión es dolorosa, los bebés son sensibles al dolor, al igual que los niños mayores y adultos. Los analgésicos que se utilizan para la circuncisión sólo ayudan a disminuir el dolor, no lo eliminan. Además la herida abierta que dejó la extirpación del prepucio seguirá causando dolores y molestias hasta sanar entre los entre 7 y 10 días.

Mito: La circuncisión es un derecho religioso.
Las creencias religiosas de los padres no son necesariamente las mismas que las creencias de los niños, una vez que se conviertan en adulto. Los padres, siempre deben tener en cuenta que su bebé será un día un hombre adulto, con su propia fe y creencias espirituales.

Para conocer productos de higiene, fitness, nutrition, ropa y sexualidad te invitamos a nuestro shopping

Share


Haz clic aquí para conocer chicas preciosas en WEBCAMS y EN DIRECTO!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>