Testículos azulados: Hipertensión del epidídimo

Testículos azulados: Hipertensión del epidídimo


 

 

Existe cierto debate sobre si los “testículos azulados” son en realidad un problema o simplemente un concepto que han inventado hombres frustrados por no haber alcanzado el orgasmo cada vez que han querido.

¿Son un fenómeno real? Si es así, ¿tienen algún efecto sobre la salud del pene?

Los hechos

Los “testículos azulados” pueden ocurrir, pero en realidad suele ocurrirle a todos los hombres. Cuando un hombre se excita sexualmente, el pene y los testículos se llenan de sangre. Esto crea una erección y aumenta el tamaño de la bolsa testicular. Las venas que normalmente se llevan la sangre de los genitales se contraen durante este estado para mantener la erección.

Después de la eyaculación, las venas se relajan y drenan la sangre de la ingle, regresando al pene y a los testículos a su tamaño anterior. Si no se llega al orgasmo, el hombre puede experimentar una sensación de presión y/o dolor leve en los testículos debido a la erección prolongada.

A veces, en este estado, la bolsa testicular puede adquirir una tonalidad azul ya que la sangre que se encuentra dentro se vuelve desoxigenada y toma una coloración azulada.

A ellas también les puede suceder

Si bien las mujeres no tienen testículos, también pueden experimentar presión y/o dolor en sus partes íntimas cuando no se alcanza el clímax.

Qué NO hacer

Algunos hombres que experimentan “testículos azulados” pueden creer que la solución a esta “condición” es que sus parejas logren llevarlos siempre al orgasmo. Sin embargo, a veces esto no va a suceder. La pareja puede estar cansada o haber perdido la excitación sexual. Nunca se debe presionar a la pareja para continuar con las actividades sexuales debido a su malestar propio.

Si un hombre tiene en sus cabeza que tiene derecho a eyacular siempre, es probable que presione inmoralmente a los demás. La frustración y la ira que pueden llegar a sentir al no alcanzar el orgasmo puede aumentar su percepción del malestar testicular.

Qué SI hacer

En primer lugar, el hombre puede tomar el asunto en sus propias manos y lograr el orgasmo a través de la masturbación. Esto iniciará el proceso de vasodilatación que permite que la sangre salga del saco.

Si esto no es deseable o es imposible, el hombre puede simplemente esperar. En general, esta no es una situación peligrosa y la sangre con el tiempo se aleja de la ingle. Si un hombre experimenta dolor severo, debe ser evaluado por un médico.

Los hombres también deben consultar con un profesional médico si les es frecuente no poder alcanzar el orgasmo. Además de afectar su vida sexual, este problema podría indicar un problema de salud subyacente que necesite atención médica.

Recuerde que el orgasmo no siempre tiene que ocurrir durante las actividades sexuales. A veces, el proceso previo es más importante que la finalización del mismo. Si el hombre logra reajustar su actitud sobre las expectativas de todo el acto, se puede encontrar con que los “testículos azulados” no son tan problemáticos si no se lleva a cabo la eyaculación.

Dado que el flujo sanguíneo es tan importante para la salud eréctil, los hombres deberían adoptar hábitos que promuevan una buena circulación. Por ejemplo, hacer ejercicio regularmente y comer una dieta bien balanceada. Abandonar el cigarrillo es una buena idea, también.

Para conocer productos de higiene, fitness, nutrition, ropa y sexualidad te invitamos a nuestro shopping

Share


Haz clic aquí para conocer chicas preciosas en WEBCAMS y EN DIRECTO!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>